Tras cinco torneos consecutivos sin clasificarse a una liguilla y después de la exhibición del peor torneo en este Apertura 2017 desde la compra de la franquicia de Jaguares de Chiapas en el certamen Apertura 2013,  los Gallos Blancos rompieron filas al término del partido vs Pumas, debiendo reportar el próximo 4 de diciembre, para comenzar con la pre-temporada rumbo al Clausura 2018.

Para analizar la problemática de Gallos Blancos, debemos considerar que han pasado dos años y medio, tres directores técnicos desde aquel sub-campeonato logrado en el Clausura 2015 y que la base de jugadores es la misma. En este sentido es muy claro que el problema no sólo es la dirección técnica como en algún momento se pensó y por ello el cambio de timonel, que por demás ha sido muy evidente dónde está la infección. Así que Luis Fernando Tena y Jaime Ordiales, DT y Presidente Deportivo respectivamente, deberán considerar muy bien este antecedente.

Por otro lado, vienen seis meses de mucha presión donde cada partido debe jugarse como una final, si se quiere salvar la categoría y para ello el plantel deberá ser reforzado en cada una de sus líneas con jugadores de verdadera calidad demostrada, de lo contrario, el club seguirá adoleciendo absolutamente de lo mismo. Recordando que el cuerpo técnico anterior y las presidencias precedentes por confiar en los jugadores actuales y respaldarlos, perdieron sus empleos.

MAURICIO CUATECONTZI

Espero sus comentario en:

Twitter @Mau_Men

Facebook @MauricioCuatecontzi

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here