Tras llevarse a cabo el draft del fútbol mexicano rumbo al torneo Clausura 2018, los Gallos Blancos del Querétaro se hicieron de refuerzos de calidad y probados en el circuito azteca de acuerdo a lo planeado, según su Presidente Jaime Ordiales.

El refuerzo que más llamó la atención fue el delantero Edson Puch, quien llega a préstamo por un año. El andino que no tuvo mucha suerte en Pachuca luego de ser víctima de las lesiones, llega con la oportunidad de reivindicarse y retomar el nivel que lo llevó a la cima en el equipo que lo recibió en México como es el Necaxa.

Los plumíferos también dieron la bienvenida a Miguel Samudio como compra definitiva y a Diego Novaretti en calidad de préstamo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here