Barcelona's Lionel Messi, center right, escapes Real Madrid's Cristiano Ronaldo during the Spanish La Liga soccer match between FC Barcelona and Real Madrid at the Camp Nou in Barcelona, Spain, Saturday, Dec. 3, 2016. (AP Photo/Manu Fernandez)

El clásico liguero Real Madrid-Barcelona del sábado en la víspera de Nochebuena pondrá la guinda a una larga 17ª jornada de Liga que se extenderá a lo largo de toda la semana para dar paso al parón navideño.

“Una victoria en el Bernabéu no descartaría al Madrid, pero sería un golpe importante”, aseguraba el domingo el lateral azulgrana Jordi Alba a la radio Onda Cero tras la victoria por 4-0 sobre el Deportivo de La Coruña en el campeonato español.

Los catalanes llegan al encuentro contra el Real Madrid líderes del campeonato con 11 puntos de ventaja sobre los blancos, aunque estos con un partido menos, por los que una victoria situaría al Barça a un cómoda ventaja del eterno rival.

“Siempre es bueno llegar a partidos estando por delante. Significa que estamos en buena situación”, dijo el técnico azulgrana, Ernesto Valverde, ante un encuentro que se jugará a la tempranera hora de las 12h00 GMT, para amoldarse a los mercados asiáticos.

A una semana del partido cumbre de la semana, la polémica ya ha surgido: nose sabe si el Barça hará el pasillo de honor al Real Madrid tras su victoria en el Mundial de Clubes.

Cristiano Ronaldo pidió este pasillo después de que los blancos hayan ganado su segundo Mundialito consecutivo, pero el director de Relaciones Institucionales barcelonista, Guillermo Amor, ya dijo que no, alegando que el Barça sólo hace el pasillo al ganador de competiciones en la que él mismo participa.

Cortesía AFP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here