Con la finalidad de ver al organismo humano como un conjunto y no dejar la boca aparte, la estudiante Rubí Mauricio Castillo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), presentó la investigación “Correlación entre la presencia de caries dental y los niveles circulantes de urea en el cuerpo humano”.
Al respecto, la alumna de la Maestría en Ciencias en Biomedicina indicó que: “Encontramos que las personas que tienen la urea más elevada, dentro de los niveles fisiológicos normales, que van de 15 a 45 miligramos por decilitro, son las personas que tienen menos prevalencia de caries.”
El proyecto, que forma parte del Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (FOPER), consistió en realizar una muestra de 514 personas, a las que se les hizo una revisión dental completa, desde su calidad de encías y caries, hasta la presencia de placa dentobacteriana.
Asimismo, tomó una muestra de química sanguínea, la cual consiste en medir varios elementos, entre ellos la urea (que es una sustancia resultante de la degradación de las proteínas llevada a cabo por el hígado y filtrada por los riñones para posteriormente ser expulsada a través de la orina y las heces) y encontró que la salud bucal no está limitada a la higiene dental que tenga la persona.
En ese sentido, señaló que: “Siempre tenemos la concepción de que la persona que no se lava los dientes es la que puede tener más problemas a nivel oral pero lo que podemos observar con este estudio, es que todo está relacionado con la condición general de nuestro organismo.”
Con base en eso, agregó que un pH más ácido provoca más caries. La investigadora detalló que un pH bajo puede provocar la gestación de microorganismos como el “estreptococo mutans”, el cual es una bacteria que fermenta los hidratos de carbono y hace más ácido el pH de la boca.
De igual manera, afirmó que así como hay bacterias que aumentan el riesgo a tener caries, hay otras que son protectoras como el “salibarius”, que ayuda a la enzima “ureasa” para que haga una nivelación del pH. Al respecto, indicó que la urea tiene como compuesto químico los grupos amino y cuando llega a la boca, hay una enzima que hidroliza (disuelve) la urea y la rompe dando como producto amonio, el cual sube el pH de la boca y al hacerlo, no habrá la acidez que provoca las caries.
La investigación fue presentada en el Foro Estatal de Investigación en Salud 2017, efectuado en el Centro de Negocios de la UAQ, con el objetivo de divulgar y promover la investigación en el rubro de la educación y la salud en Querétaro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here