El hallazgo del cuerpo de un menor enterrado en las inmediaciones del fraccionamiento Zibatá, se realizó en recientes días, derivado de las investigaciones de un homicidio.

Hace quince días se registró una riña en una tienda de conveniencia ubicada en la colonia Álamos, donde derivado del pleito, el dependiente perdió la vida al ser apuñalado presuntamente por el ahora occiso.

Policías de Investigación del Delito, realizaban las indagatorias para dar con el responsable y fue así que tras entrevistarse con sus amigos, que además resultaron ser amigos de la segunda víctima que había sido reportado como desaparecido por sus familiares.

Los oficiales lograron conocer que el joven de 17 años de edad, también fue privado de la vida.

Tras ser herido de muerte, sus amigos se lo habrían llevado y por temor a ser señalados como responsables, abandonaron su cuerpo en las inmediaciones del fraccionamiento antes mencionado, fue así que los investigadores lograron localizarlo.

Las investigaciones continuarán por parte de la Fiscalía General del Estado, en cuanto a estos hechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here