Cocineras de el Chapo Guzmán, podrían pasar su vida en prisión.

Durante 8 años, Lilia y Celia trabajaron como cocineras para el capo de Sinaloa, El Chapo Guzmán, fueron aseguradas por policías federales, durante el operativo “Cisne Negro”, implementado en el fraccionamiento Las Palmas, de los Mochis Sinaloa, el pasado 8 de enero del 2016, en donde fue rehaprendido el capo junto con sus dos empleadas, quienes a decir de las autoridades en el momento de su detención, portaban chalecos balísticos y armas largas.

Actualmente se encuentran presas en el penal federal femenil de Coatlán del Río en Morelos, ambas empleadas se encuentra recluidas y acusadas de delincuencia organizada, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y portación de arma sin licencia.

A pesar de los testimonios, el juez dictaminó que sí colaboraban con el Cártel de Sinaloa.

“Dicha organización requiere de una logística a la que ellas contribuyeron y, por ende, forman parte del engranaje necesario para que la maquinaria de ese grupo operara”, señaló el juez.

Por el momento la defensa ha interpuesto el recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa, en donde afirman que las cocineras solo cumplían con sus labores domésticas y no participan en actividades delictivas.

Las dos empleadas son originarias del estado de Durango, celia es madre soltera, y mientras esta en prisión, ha dejado a su hijo en el desamparo, ambas mujeres cumplirán tres años de prisión en enero del 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here