Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) controló una fuga de combustible reportada en una toma clandestina en el ducto Tula-Salamanca.

Personal militar acordonó el sitio, mientras los encargados de Pemex operaban en el lugar.

La fuga fue reportada en redes sociales, donde se señaló que la salida del combustible ocurre la altura del lugar conocido como “La Casilla”, en Teocalco, municipio de Tlaxcoapan, en un sitio cercano al de la explosión del viernes 18 de enero.

De acuerdo con los primeros reportes elementos del Ejército Mexicano llegaron al lugar, que se encuentra a 10 kilómetros de Tlahuelilpan, donde ocurrió la explosión e incendio por el que murieron 90 personas y decenas de heridos por quemaduras son atendidos en distintos hospitales.

Esta vez no se registró rapiña de gasolina por parte de los habitantes de esta zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here