Por: Tamara Medina

Uno de los casos más escalofriantes y sanguinarios de la historia en Monterrey, se reabre por inconsistencias.

Después del escándalo que se suscitó el 2 de marzo del año 2006 en la colonia Cumbres en Monterrey N.L, donde el joven Diego Santoy Riveroll fue acusado de dar muerte a dos menores en venganza porque su novia de aquél entonces Erika Peña Coss había terminado con él, en el proceso también fue acusado de atentar contra la vida de la propia Erika y de la muchacha de servicio llevándose a esta última secuestrada.

La noticia recorrió lo largo y ancho del territorio nacional, así como diversos países vecinos emitieron la alerta para poder dar con el infanticida. Cuatro días después, Diego y su hermano fueron detenidos en Oaxaca, mientras viajaban en un autobús con dirección a Guatemala. Ambos fueron trasladados a Monterrey, Nuevo León, donde ocurrió el asesinato.

El caso estuvo rodeado de historias, secretos y perversidades al constatar que tanto la hermana como la madre de Erika, Tere Coss, una conocida comunicóloga y astróloga en Monterrey y quien prestaba sus servicios en Multimedios habían tenido relaciones sexuales con Diego, lo cual motivó la ira de Erika quien junto con Diego habrían asesinado a los dos pequeños de la familia.

Tras dictar sentencia a Diego por 137 años y por su buena conducta se hizo reducción a 71 años, el caso se reabre y son 8 personas quienes están citadas a declarar. Las diligencias están programadas para el próximo 28 de febrero y tendrán que comparecer Erika Peña Coss; su mamá, Tere Coss; su hermana Azura, la nana de las víctimas; Catalina Bautista; Linda Marentes, secretaria de Tere; el amigo de Diego, Humberto Leal; y dos oficiales de la Policía de Monterrey que llegaron primero a la escena del crimen.

¿Pero y cómo es que se reabrió un caso que ya estaba sentenciado?

En todos estos años y tras la muerte de quien fuera su abogada Raquenel Villanueva (famosa abogada que defendió a miembros de la delincuencia organizada) varios periodistas comenzaron a investigar el caso, incluso se realizó una película llamada “Cumbres” donde se cuenta parte de la historia; pero hubo una experta en investigación y periodismo como lo es Claudia de Icaza que reconstruyó gran parte de los hechos, obtuvo pruebas de cómo Tere Coss por sus influencias y contactos logró desvirtuar toda la información beneficiando a su familia y haciendo quedar como único culpable a Diego.

Con todo lo recopilado por Claudia, ella pretendía escribir un libro sobre el caso Cumbres, pero fueron los abogados de Santoy quienes le pidieron los manuscritos y las pruebas para poder defender a su representado y demostrar que él no es el único responsable en la muerte de Erik Azur y María Fernanda.

Y en estos 15 años después de la tragedia la vida de cada uno de sus protagonistas dio un vuelco inesperado:

Diego se casó dentro del reclusorio con quien era presidenta de su club de fans y tienen un hijo.

Erika igualmente se casó y vive en Guanajuato

Tere y Azura se fueron de Monterrey al parecer a los EU pero su vida es de muy bajo perfil.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here