Por| Tamara Medina

Después que se diera a conocer que el pasado 5 de marzo el jugador uruguayo Renato Ibarra golpeara a su esposa Lucely Chalá con 10 semanas de gestación y a su hermana Karen Chalá, hoy se sabe que la situación jurídica del mediocampista se vuelve más tensa y es que ya fue puesto a disposición de las autoridades y llevado junto con dos de sus familiares, Byron Ibarra Mina y Robinson Aguas Alencastro que también agredieron a las mujeres al Reclusorio Norte y a las mujeres, Alexandra Ibarra Mina, Tania Aguas Alencastro y Marisol Ibarra al penal de Santa Martha Acatitla.

Debido al desprendimiento de placenta que presenta Lucely y al odio con el que Renato se ensaño con su mujer los cargos son Tentativa de Aborto y Tentativa de Feminicidio, lo anterior derivado del parte médico de Lucely Chalá, pareja sentimental del futbolista de 29 años de edad. En él, se afirma que la mujer presentó desprendimiento de placenta, lo cual creó un hematoma superior al 50 por ciento del espacio retroplacentario. Así lo afirmó Carlos Jiménez, reportero que ha seguido el caso a detalle.

“A la esposa de Renato Ibarra le provocaron desprendimiento de placenta. El reporte médico presentado por la Fiscalía de CDMX detalla que tiene ‘un hematoma que ocupa más del 50% del espacio retroplacentario’”, escribió en Twitter.

La defensa de Ibarra buscaba el perdón de su pareja, pero ante el giro que tomó el caso y que ya no solo quedó en “Violencia Familiar” ahora ni el perdón le sirve al jugador.

Pensando que la directiva del club lo apoyaría e incluso le pondría abogados, Renato se sentía tranquilo, pero desde un principio directivos mostraron su postura y se deslindaron de la situación mandando un mensaje contundente
Si es culpable que pague y de demostrar que el jugador realizó tal acto estará definitivamente fuera del América.
A pesar que Renato Ibarra lleva excelente relación con sus demás compañeros e incluso ya varios futbolistas pensaban en apoyarlo con su visita al Reclusorio, los directivos los sentenciaron:

A miembro del equipo o trabajadores no pueden dar ningún tipo de declaración o apoyo, no pueden subir absolutamente nada a redes sociales y por supuesto no pueden visitarlo ni hacerle llamadas a Renato, “La orden vino desde arriba” dijo uno de los jugadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here