Por| Tamara Medina.

El confinamiento a causa del covid-19 afecta a miles de mexicanos que se han visto en la necesidad de cerrar negocios, rematar o endeudarse para seguir en la jugada y esta mala racha ya llegó a varios famosos como lo son Erika Zaba y Mariana Ochoa integrantes de OV7 quien desde hace ya varios años se asociaron en un negocio de venta y renta de disfraces para toda ocasión, teniendo ya 10 sucursales y donde le dan trabajo a poco más de 40 personas.

Y aunque las cosas les iban de maravilla ellas nunca fueron previsoras y tuvieron algún fondo de emergencia, por lo que a partir de marzo que tuvieron que cerrar varios de sus locales y al no querer despedir al personal, las socias están acumulando deudas entre sueldos, servicios, rentas y cuentas por pagar que a un no liquidan.

Según lo comentado al programa Ventaneando, Mariana adquirió un préstamo bancario el cual no fue suficiente y con intereses bastante elevados.

Bastante angustiadas las amigas piden a Ari Borovoy que les pague el dineral que les debe por sus últimos conciertos con la agrupación OV7 y que mañosamente su compañero no les ha querido liquidar.

En su peregrinar por no perderlo todo, tanto Mariana como Erika recurrieron al Nacional Monte de Piedad para empeñar sus joyas y objetos de valor que tienen para poder sobrellevar las deudas que ya las tienen hasta el cuello.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here