Por: Emma Navarro.

Querétaro, Qro, a 18 de septiembre del 2020.-El primer caso de COVID-19 en Querétaro se reportó el 11 de marzo y derivó en un brote familiar, pues tres personas (madre, padre e hijo) resultaron positivas a la enfermedad; desde entonces se acumulan 142 brotes familiares, informó Martina Pérez Rendón, directora de Servicios de Salud.

Aunque no indicó números, la funcionaria indicó que ha habido fallecimientos en esos brotes, incluso de más de un integrante de la familia, por lo que insistió en evitar las reuniones cuando se trata de personas que no viven en la misma casa.

“Son 14 brotes familiares desde el principio de la epidemia; aunque no todos, muchos de los infectados son posterior a alguna reunión y lamentablemente sí ha llegado a haber pérdidas y de ahí la recomendación que hemos insistido para que se eviten las reuniones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here