Por: Emma Navarro.

Para evitar riesgos de contagio por las fiestas guadalupanas, la Diócesis de Querétaro optó por cerrar los días 11 y 12 y 13 de diciembre.

Esta decisión fue confirmada por el gobernador Francisco Domínguez Servién, quien agradeció la disposición del obispo de la Diócesis, Fidencio López Plaza.

El mandatario recordó que, de acuerdo con los lineamientos de las autoridades queretanas, las iglesias pueden operar con un aforo máximo de 25%; por lo que reconoció la solidaridad de la iglesia católica para el cierre de los próximos días, pese a que no tienen la obligación.

“Agradezco al obispo Fidencio; nos está ayudando a que 11, 12 y 13 de diciembre estén cerradas todas las iglesias para no contribuir a contagios, y eso es ser solidarios, para cuidarnos entre todas y todos; sé que quisiéramos una apertura total, no se puede, qué más quisiera, pero no se puede”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here