Por: Emma Navarro.

Querétaro, Qro, a 25 de febrero de 2021.- La demanda de pruebas para detectar COVID-19 disminuyó en un 50% en un mes, a finales de enero se tomaban entre 1,000 y 1,200 pruebas y ahora son 600, informó Martina Pérez Rendón, directora de Servicios de Salud.

La funcionaria hizo el llamado a la ciudadanía para que llamen al call-center para recibir asesoría médica, al 441-101-52-05, y enfatizó en la responsabilidad que deben tener quienes son sospechoso o positivos para informar a sus contactos y así dar seguimiento oportuno a posibles contagios.

“Hay una falta de demanda de atención; hay que tener sentido de responsabilidad al considerarme un caso sospechoso de COVID debo comunicar a mis contactos y más si se es un caso positivo (…) el promedio diario que tenemos es de 600, 450 son de PCR y 150 de antígenos”.

Martina Pérez agregó que se mantiene la estrategia de acudir a los domicilios, incluso se ha reforzado, principalmente en la capital del estado en donde se concentra la mayoría de la población.